Atención psicológica a personas sordas
Es una realidad que dentro del ámbito sanitario, y más concretamente en el área de la salud mental, existen dificultades para dar una respuesta -integral, especializada y sin barreras de comunicación- a las necesidades psicológicas planteadas por las Personas Sordas, ya que es muy escaso el número de psicólogos y psiquiatras con conocimientos en Lengua de Signos y con experiencia en la Comunidad Sorda. Debemos destacar que la especificidad no viene definida por el tipo de personas que acuden a consulta sino por cómo éstas son atendidas.

En psicología es imprescindible una buena comunicación, siendo la expresión y el lenguaje instrumentos fundamentales para el diagnóstico y posterior tratamiento. Es frecuente que, debido a las dificultades de comunicación entre el profesional y la Persona Sorda, existan errores en el diagnostico y posterior intervención psicológica; por tanto, una atención directa en Lengua de Signos, sin mediación de un intérprete, asegura una mayor efectividad de dichos procesos.

En respuesta a esas demandas, la atención psicológica dirigida a las Personas Sordas adultas es llevada a cabo en esta Clínica por la psicóloga Elena Hernández. Dicha profesional valora e interviene sobre aquellos aspectos relacionados con los trastornos psíquicos y conductuales de la Persona Sorda y su entorno, y ello a través de una comunicación directa en Lengua de Signos (L.S.E.). De esta forma, la entrevista e intervención psicológica se realizan sin la necesidad de intermediarios (intérprete oficial, familiares, amigos, etc.), facilitándose así la interacción directa paciente-psicólogo y favoreciendo el clima terapéutico o la confianza entre ellos. Debemos añadir que Elena Hernández cuenta con una dilatada experiencia en las diferentes áreas relacionadas con la Comunidad Sorda, y también conoce los aspectos más significativos de su cultura, sus costumbres y valores.