Depresión

It's crash!

El síntoma central, en la mayoría de los casos, es una profunda tristeza que ocupa la mayor parte del tiempo. Quien padece depresión no disfruta con lo que antes le gustaba y nada le motiva. Aparecen sentimientos muy angustiosos de inutilidad, culpa, e incluso desesperanza, producto, entre otros factores, de un estilo de pensamiento autodestructivo y rumiador. Las funciones mentales como la memoria o la concentración se ven reducidas, y el funcionamiento fisiológico básico también se suele ver afectado (por ejemplo, el apetito o la alternancia sueño-vigilia), pudiéndose experimentar multitud de síntomas físicos como el cansancio y la alteración de diferentes sistemas (el gastrointestinal, el músculo-esquelético, etc).

Durante la depresión el sufrimiento es tremendo y difícilmente comprensible por quien no lo ha padecido, por eso no debe extrañarnos la elevada incapacidad personal y laboral que provoca, así como la preocupante frecuencia de pensamientos e intentos suicidas.

  1. TIPOS: Hay diferentes tipos de depresión dependiendo de su duración y la intensidad de los síntomas (Depresión Mayor, Distimia), y también hemos de tener en cuenta la importancia de las variables biológicas o psicológicas que puedan estar en la base de este trastorno (Depresiones con patrón estacional, en el periparto o como consecuencia de situaciones vividas).
  2. TRATAMIENTO: Por la gravedad de sus síntomas y por la creciente concienciación social, la depresión es uno de los trastornos con mayor demanda de atención psicológica. En este tipo de problemas la terapia cognitivo conductual está considerada el modelo de intervención con una mayor eficacia demostrada.
Back to Top