Problemas de personalidad

Los rasgos de personalidad son patrones persistentes a la hora de percibir y relacionarse con el entorno, condicionan la forma de pensar sobre uno mismo, y se manifiestan en una amplia gama de contextos sociales y personales» (Asociación Psiquiátrica Americana, 1994).

Estos rasgos de personalidad nos definen como individuos y nos suponen una ventaja o, en ocasiones, un hándicap en el funcionamiento cotidiano. Independientemente de los acontecimientos a los que nos enfrentemos en nuestra vida, nuestro estilo de afrontamiento es decisivo para una buena adaptación. Hemos de asegurarnos de que somos eficaces y de que nuestro estilo personal no supone un problema añadido.

Cuando nos encontramos con un patrón de personalidad que ocasiona un problema constante, inflexible y generalizado, tanto por el afrontamiento de situaciones como por el estilo de relación, puede que nos encontremos ante un trastorno de personalidad.

En nuestra clínica ayudamos al paciente a desentrañar sus esquemas cognitivos estables a la hora de interpretar la realidad y de relacionarse con los demás, y le facilitamos herramientas que le permitan desactivar o compensar dichos esquemas.

Tipos de trastornos de personalidad (DSM 5. APA, 2013):

  • Paranoide
  • Esquizoide
  • Esquizotípica
  • Antisocial
  • Límite
  • Histriónica
  • Narcisista
  • Evasiva
  • Dependiente
  • Obsesivo Compulsiva